Un homenaje a todos los panaderos que comparten los mismos valores.

Cap. 01. Jonathan Bethony. Washington, D.C..

Jonathan es un panadero excepcional, domina tanto el aspecto clásico y artesanal de la panadería como la vertiente más creativa y experimental. Por su dedicación, compromiso y resultados, es conocido como “el Steve Jobs del pan” y considerado el mejor panadero de Washington, D.C..

El pan es un modo de relacionarse con el mundo y de comunicarse con él. Espiritual y comprometido, su sueño es cambiar la vida de las personas a través del pan.

Cap. 02. Irene Gómez. Sigüenza.

Luchadora incansable, Irene se ha formado con los mejores maestros panaderos, aprendiendo todos los secretos del pan artesanal.

Desde su panadería en Sigüenza, sirve a restaurantes con estrella Michelin. Su éxito es el resultado de su trabajo constante.

Cap. 03. Jean-Maurice. París.

Tercera generación de panaderos y formado con el mejor panadero artesano de Francia, Jean-Maurice es un panadero apasionado por su oficio y los desafíos.

Su esfuerzo y talento lo han llevado a ser, en 2019, el ganador del primer premio a la mejor baguette tradicional de Seine-Saint-Denis de París. El tiempo y la paciencia son los ingredientes principales en las recetas de Jean Maurice.

Cap. 04. Agustí Costa. Cercs.

Considerado uno de los panaderos más creativos de España, Agustí es, desde su panadería en Cercs (Cataluña), la quinta generación de panaderos que combinan tradición e innovación para crear el mejor pan.

Gracias a su valentía y tenacidad, ha logrado atraer a amantes del pan de todos los rincones del país y revitalizar su pequeño pueblo de apenas 1000 habitantes.